Cómo hacer magia

Para hacer magia es muy importante saber mover las manos con habilidad y destreza de tal forma que todos nuestros amigos y conocidos se queden impresionados al haber recreado un efecto de lo más interesante. En http://tumago.com podrás encontrar ejemplos muy efectivos.

 

Sin embargo, en la mayor parte de los casos no es algo que se aprenda de la noche a la mañana: hay que ir practicando de forma progresiva para conseguir buenos resultados.

Siempre se debe dar al público una impresión de seguridad, además de mostrar los objetos en todo momento de forma insistente pero ágil para que las personas no perciban el momento del tuco final.

La magia rodeada de un sino mítico es un arte que atrae más por lo desconocido que por lo que sabemos así que si quieres practicarla siempre asegúrate de que tus trucos sean lo más limpio posible, pero que tu performance esté rodeada de misticismo y misterios. Las luces, el escenario y el vestuario son elementos que ayudarán a conformar este aire misterioso que necesitas para atraer a las personas.

También existe la vertiente más diáfana, aquella que juega con elementos más rutinarios o con objetos del mismo público. Cualquiera de las dos pueden ser efectivas.