Viajar en hoverboard es más cómodo de lo que parece

Viajar en hoverboard es más cómodo de lo que parece, puesto que el sistema de equilibrio de los hoverboard  se controla con los pies en el movimiento de la tabla. Además, se apoya hacia adelante, presionando con los dedos de los pies para avanzar. Para retroceder, se apoya hacia atrás con los talones. Para cruzar, a la derecha se apoya hacia adelante con el pie izquierdo y hacia atrás con el derecho.

También, internamente, la tabla tiene un motor en cada rueda y sensores para divisar el apoyo hacia adelante o hacia atrás. Esta información es enviada a un controlador el cual envía órdenes al giroscopio y a los motores, lo cual se traduce en un movimiento equilibrado totalmente.

 

Inspirados en la tabla flotante de las películas Volver al futuro II y Volver al futuro III, es incluso muchos más fácil manejarlos, pues las dos ruedas unidas por dos pequeñas plataformas, cuentan con un mecanismo de equilibrio interno sobre las cuales el usuario está parado.

 

Asimismo este medio de transporte puede combinarse con otros como el metro o los ómnibus.  Con él y su uso prolongado de la batería se pueden recorrer grandes distancias. También se pueden usar para el trabajo en grandes almacenes.